Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

¿Por qué México y Cuba?

 
Por el Obispo Eusebio Elizondo, Obispo Auxiliar de Seattle, miembro del Subcomité para la Iglesia in América Latina de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos 

Obispo Eusebio ElizondoMuchas personas se han preguntado por qué el Papa ha escogido ir a México y a Cuba. O, como algunos han dicho, va a "Cuba y México", poniéndolas en el orden de expectación internacional y promoción de los medios, versus el orden cronológico en el que la visita se va a llevar a cabo. El Papa viaja a Cuba como "Peregrino de la Caridad", para celebrar con el pueblo cubano el 400 aniversario del descubrimiento de la imagen de Nuestra Señora de la Caridad, cuya imagen ahora es venerada en el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad en el Cobre. Esta es una razón importante para que los cubanos celebren y para que el Papa los visite. Cuba está experimentando un resurgimiento de la fe. Los viejos y los jóvenes pueden ahora exteriorizar públicamente su fe en formas que antes no se les permitía. Así que hay muchas razones para celebrar.

Con respecto a México, uno se puede preguntar el porqué de una visita papal. El fallecido Juan Pablo II visitó México muchas veces y también proclamó Santo a Juan Diego. Juan Pablo II amaba a México, y México amó a Juan Pablo II. Y podemos decir que Benedicto XVI también ama a México. Hay varias razones para la visita del Papa a México. Primero, de acuerdo al censo del 2010, la población estimada de México era de casi 110 millones de personas. De acuerdo al INEGI, o Instituto Mexicano de Estadísticas y Geografía, el promedio de personas que se identifican como católicas es del más del 83 porciento. La mayor parte de los mexicanos se consideran Guadalupanos – o sea, hijos e hijas de la Virgen de Guadalupe, la "Virgen Morena" – al igual que los cubanos se consideran hijos de "Cachita," la Virgen de la Caridad. Por supuesto que también reconocemos que en México hay muchas otras religiones.

Pero, ¿qué significa que la mayor parte de los mexicanos sean guadalupanos? Yo diría que la fe del pueblo mexicano está viva y enraizada en Jesucristo, y que esto sucede por el amor y la devoción que le tiene el pueblo a su Madre, Nuestra Señora de Guadalupe, la gran evangelizadora de las Américas. Debido al papel que desempeña Guadalupe en la fe del pueblo mexicano, esa experiencia los impulsa a buscar la paz y la reconciliación. Y quizás durante este tiempo de violencia e inseguridad en México, el Papa va a México no tanto como un Peregrino de la Caridad, como está haciendo en Cuba, sino como un Peregrino de la Paz – un "Mensajero de la Paz".

La Iglesia de México ha estado al frente y en el centro en sus esfuerzos por construir la paz en el país. Por ejemplo, se pueden ver en parroquias y diócesis por todo México a grupos de fieles pidiendo la paz y reconfortando a las victimas de la violencia. Los obispos mexicanos escribieron una exhortación pastoral en el 2010 titulada "Que en Cristo, Nuestra Paz, México tenga Vida Digna". La Iglesia de México trabaja con vigor por la paz y la reconciliación. Y podríamos decir que el Santo Padre va a México para apoyar a los fieles y a los líderes de la Iglesia en estos esfuerzos.

Por medio de la Colecta para la Iglesia en América Latina, la comunidad católica en los Estados Unidos apoya los esfuerzos de las Iglesias en México, Cuba y en muchas otras partes de la América Latina y el Caribe. Lea más sobre estos esfuerzos aquí. Los invitamos a que nos ayuden a apoyar a la Iglesia de América Latina. Aprenda más sobre este tema aquí.  

Los invitamos a que nos ayuden a apoyar a la Iglesia de América Latina. Aprenda más sobre este tema aquí.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue