Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Foro asuntos de vida - La primera Marcha por la Vida de una joven

 

La primera Marcha por la Vida de una joven

Mary McClusky

7 de diciembre de 2012

Erin, de dieciocho años de edad, peregrinó por primera vez a Washington a principios de este año para concurrir a la Marcha por la Vida. "Fue tan emocionante ver a todas las demás personas allí por el mismo motivo. Escuchar a las personas contar sus historias personales realmente me conectó con lo que está sucediendo", dijo. Esta vivencia de Erin tuvo un impacto duradero y demuestra que concurrir a la Marcha por la Vida o algún acto local o diocesano similar puede transformar a los jóvenes en poderosos testigos pro vida.

Erin y sus compañeros viajaron en grupo, lo que ella consideró era importante porque podía estar con sus amigos. Fueron a charlas pro vida, concurrieron a un concierto y marcharon en la Marcha por la Vida. "Todos regresamos a la escuela y aún hablábamos sobre lo sucedido y le contábamos a los demás lo que habíamos visto y escuchado". La próxima vez que ella oiga de alguien que enfrente un embarazo inesperado, planea expresar tu opinión y compartir que hay otras opciones aparte del aborto. Erin también adoptó una postura a favor de la vida cuando votó por primera vez en noviembre. "Cuando vote nuevamente, voy a mantener mi misma postura a favor de la vida y trataré de convencer a los demás, también", agregó.

Para muchos jóvenes, la Marcha por la Vida es su primera oportunidad para aprender sobre el aborto. Para algunos, les resulta un shock darse cuenta de que la ley en vigencia desde 1973 hubiera permitido que ellos fueran abortados. Si a la sociedad no le importaba si vivían o morían, y si su supervivencia dependía únicamente de cómo se sentía la madre con respecto al embarazo, tal vez se pregunten si su vida realmente tiene un valor inherente. Necesitan oír nuestro rotundo ¡SÍ! Los recuerdos de su primer evento pro vida pueden mostrarles cómo pueden hacer aportes duraderos y valiosos para construir una cultura de la vida a lo largo de su vida, ya sea que se conviertan en padres, ministros de la juventud, maestros, enfermeros, abogados, directores de centro de atención del embarazo o para trabajar en cualquier área donde puedan poner sus talentos para utilizar a favor de la vida.

Como notó Cardenal DiNardo de Galveston-Houston en la Declaración del Domingo Respetemos la Vida: "Los jóvenes que han llegado a ser mayores de edad desde que el Beato Juan Pablo II inauguró la Jornada Mundial de la Juventud no solo abrazan la causa de la vida, sino que participan de manera activa en la promoción de la vida mediante los medios de comunicación social y los servicios a los necesitados". Consideró esto una señal positiva que da esperanza al movimiento pro vida.

En enero de 2013, para ayudar a llevar los recuerdos de su experiencia de regreso a casa, los peregrinos que concurran a la Vigilia Nacional de Oración por la Vida, que tiene lugar cada año en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington en vísperas de la Marcha por la Vida, recibirán un denario con la inscripción "REZA POR LA VIDA" como recuerdo de su peregrinación a Washington. Cardenal O'Malley, presidente del Comité para las Actividades Pro-Vida de la USCCB, bendecirá estos rosarios durante la misa de apertura de la vigilia de oración que durará toda la noche.

Es importante alentar a los jóvenes a concurrir a encuentros donde puedan aprender más sobre la santidad de la vida humana y ser defensores eficaces de la vida. Deberíamos apoyar sus esfuerzos para concurrir a una peregrinación de la Marcha por la Vida en Washington o a otras reuniones, encuentros de oración, conciertos, caminatas y marchas locales o estatales a favor de la vida. Por ejemplo, se podría patrocinar a un grupo juvenil, ayudar con la recaudación de fondos, servir de chaperón o concurrir a reuniones de envío o encuentros de oración que utilicen el Orden para la Bendición de peregrinos pro vida.

Lo más destacado del viaje de Erin fue ver durante el concierto una fila de monjas que cantaban y bailaban al son de la música pro vida. ¡Es contracultural y bastante chévere ser un católico pro vida! Los jóvenes como Erin que quieren ser testigos eficientes a favor de la vida merecen nuestro apoyo, aliento y oraciones.

Para obtener más información sobre eventos pro vida locales o en el área de Washington en el mes de enero, visite www.usccb.org/about/pro-life-activities/january-roe-events.  


Mary McClusky es Coordinadora de Proyectos Especiales del Secretariado de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Para más información acerca de las actividades pro vida de los obispos, visite www.usccb.org/prolife.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue