Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
Catechetical Sunday Logo in Spanish

Índice para el Domingo Catequético

Tema para el 2014

Temas de años pasados

Próximo tema para 2015

"Salvaguardar la dignidad de toda persona humana"

El ministerio de la palabra es un elemento fundamental de la evangelización en todas sus etapas porque implica la proclamación de Jesucristo, la Palabra eterna de Dios.

"La palabra de Dios nutre tanto a los evangelizadores como a quienes son evangelizados, por eso cada uno de ellos puede continuar creciendo en su vida cristiana"

(Directorio Nacional para la Catequesis [DNC] [Washington, DC: United States Conference of Catholic Bishops, 2005], no. 17).

 

Catequista al Servicio - Lori Dahlhoff

 
Catechetical Sunday 2013 Web Ad Banner Size 468x60 en Espanol

Redescubrir, cultivar y dar testimonio de Jesucristo y el don de la fe

por Lori Dahlhoff, EdD
Directora ejecutiva, Departamento de Educación Religiosa
Asociación Nacional de Educación Católica

PDF Guía para Ofrecer este Catequista al Servicio

Propósito

Apoyar a los catequistas en su servicio en nombre de la Iglesia, atendiendo a su ser, saber y arte de educar en la fe.

Meta

Aumentar la capacidad de los catequistas para "abrir la puerta de la fe" para sí y otros que utilizan el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC).

Objetivos

  • Redescubrir la belleza de la fe tal como la presenta el Catecismo de la Iglesia Católica.
  • Cultivar aprecio por la utilización del arte incluido en el Catecismo de la Iglesia Católica.
  • Identificar una manera concreta en que el catequista dé testimonio de Jesucristo y el don de la fe en los próximos meses.

Programa

Este taller puede ser impartido en una sesión de tres horas, dos sesiones de hora y media o tres sesiones de una hora. Este documento describe el formato de una sola sesión. Se señalan en todas partes consideraciones para programas alternativos.

  • Bienvenida y presentación
  • Orar
  • Redescubrir
  • Cultivar
  • Dar testimonio
  • Recapitulación

Preparación

Para los catequistas

  • Leer "El Catecismo: Una sinfonía de la fe" de Petroc Willey, que se proporciona como parte de los materiales del Domingo Catequético 2013. Pedir a los catequistas que observen cómo la estructura y componentes del CIC están diseñados para ayudar a ver la belleza de la fe.

    Alternativa: Si se imparte el taller como tres sesiones, invitar a los participantes a leer también "La Iglesia: Sacramento de salvación", de Brian Garcia-Luense, antes de la segunda sesión y "Reexamen de la obra del Concilio Vaticano II", de Alan Schreck, antes de la tercera sesión.

  • Pedir a los participantes que lleven una Biblia y una copia impresa del Catecismo de la Iglesia Católica.

    Alternativa: Si no se ha hecho ya, es posible que convenga dar a cada catequista una copia personal del CIC como parte del ritual de oración inicial.

Para el líder de la sesión

  • Preparar breves oraciones inicial y final.

    Alternativa: Terminar o comenzar la sesión con la Liturgia Eucarística proporcionaría otro medio de poner de relieve la belleza de la fe y las interconexiones entre la liturgia y el CIC.

  • Identificar y orientar a catequistas experimentados para que se desempeñen como facilitadores de la mesa durante la sesión o sesiones.

Para el espacio de reunión

  • Mostrar el arte del CIC colocando el libro en un soporte destacado, abierto en uno de los paneles del arte de portada.
  • Proporcionar mesas, preferentemente redondas, para que los participantes tengan tanto una superficie para escribir como espacio suficiente para tener la Biblia y el CIC abiertos al mismo tiempo. Los participantes también necesitarán poder tener conversaciones en grupos pequeños durante la sesión.
  • Crear un centro de mesa, tal como un díptico de mesa con las palabras "Orar—Redescubrir—Cultivar—Dar testimonio" o "Tocar la sinfonía de la fe".
  • Revisar el sistema de sonido para la reproducción de la música sinfónica. Conseguir ayuda para empezar y detener la música, si es necesario.
  • Proporcionar un ambiente acogedor desde el momento en que llegan los catequistas hasta la hora en que se marchan. Por ejemplo, tener una señalización clara que indique dónde se hará la sesión, personas que reciban en las puertas, o una mesa de inscripción, puesto de refrescos, jarras de agua y vasos en cada mesa.

Detalles de la sesión

Bienvenida (5 minutos)

Agradecer a los catequistas por abrir una vez más la puerta de la fe al participar en la sesión.

Describir el propósito y los objetivos de la sesión, por ejemplo:

Gracias por haber venido hoy juntos como comunidad de catequistas. Dios ha bendecido nuestra parroquia (o escuela, diócesis, región) llamándolos a dar testimonio de su fe en Jesucristo y ayudar a otros a profundizar su conocimiento, amor y vida en él a través de la Iglesia. Mi propósito al impartir esta sesión es apoyarlos en su servicio en nombre de la Iglesia, atendiendo a su ser, saber y arte de educar en la fe. Daremos especial atención al uso del Catecismo de la Iglesia Católica para "abrir la puerta de la fe" en su propia vida y en la vida de otros.

Presentar el flujo de la sesión como cuatro movimientos: orar, redescubrir, cultivar y dar testimonio:

Esta sesión está organizada en lo que podríamos llamar cuatro "movimientos": orar, redescubrir, cultivar y dar testimonio. Es mi esperanza que estos movimientos fluyan juntos para ayudarnos.

  • Unir nuestros corazones, mentes y voces en alabanza a Dios y pedir al Espíritu Santo que nos guíe en forma especial durante esta sesión
  • Redescubrir la belleza de la fe tal como la presenta el Catecismo de la Iglesia Católica
  • Cultivar aprecio por la utilización del arte incluido en el Catecismo de la Iglesia Católica
  • Identificar una manera concreta en que den testimonio de Jesucristo y el don de la fe en los próximos meses

    Alternativa: Si el material se cubre en varias sesiones, ajustar la presentación para describir el propósito y los cuatro movimientos de toda la serie de sesiones. Resaltar brevemente qué movimiento es el tema central de esta sesión y qué objetivos se espera lograr.

Orar (15 minutos)

Invitar a los participantes a silenciar (o, preferiblemente, apagar) teléfonos celulares u otros dispositivos electrónicos para entregarse al don del tiempo sin interrupciones enfocados en una sola cosa. Sacar su propio teléfono y silenciarlo es una manera de mostrar a los catequistas y esta sesión que se está haciendo el mismo compromiso de estar plenamente presente.

Modelo de esquema de oración

  • Llamado a la oración
    Líder: Señor, ven en mi auxilio. Todos: Señor, date prisa en socorrerme.
  • Canción de apertura, por ejemplo, "Gathered as One" de Deanna Luz y Paul Tate (World Library Publications), "Open My Eyes" de Jesse Manibusan (Oregon Catholic Press), "Take, O Take Me as I Am" de John Bell (GIA Publications) o "You Gather Us" de Delores Dufner y Donna Kasbohm (World Library Publications)
  • Sagrada Escritura, por ejemplo, Efesios 2,8-10
  • Respuesta, por ejemplo, reflexión en silencio, salmo cantado o recitado, o bendición y/o presentación del CIC
  • Oración del Señor
  • Oración breve final

Redescubrir (40 minutos)

1.   Introducción

  • Pedir a los participantes que indiquen levantando las manos cuán familiarizados están con la organización y el diseño instructivo del Catecismo, por ejemplo, nunca había pensado en él antes, familiarizado con los cuatro pilares, enterado de que el arte en la edición impresa es también instructivo, muy familiarizado con la forma en que el CIC está compuesto, y uso el CIC como ayuda para la enseñanza.
  • Invitar a los participantes, sin importar su grado de familiaridad, a entrar en este movimiento con un espíritu de asombro y descubrimiento. Como pueblo que cree en la formación de la fe toda la vida, es una habilidad importante mirar lo común o familiar con nuevos ojos y corazones para descubrir cómo está hablando Dios en ese momento. Animar a los catequistas a acercarse al aprendizaje de esta sesión con el entusiasmo de los niños al desenvolver regalos, en este caso los dones de Jesús y la fe católica.
  • Recordar a los participantes la descripción de Willey sobre la sinfonía de la fe y las ayudas que se ofrecen en el CIC para ver la belleza de la fe, por ejemplo, Cristo interpreta la música del cielo para nosotros; la armonía de muchas voces; los músicos afinan los instrumentos antes de tocar y conocen bien la música antes de presentarla a los demás; los catequistas interpretan de nuevo cada día la melodía de Cristo el maestro, de la que también se hace eco el Magisterio; la fe es algo hermoso.

2.   Ejercicio para despertar un sentido de maravilla y descubrimiento intencional

  • Describir el proceso de reflexión y contemplación en el arte de portada de la Parte I del CIC (panel entre la página 12 y la página 13).

      * El arte sacro es una síntesis visual de la fe que ha sido utilizado durante siglos como una herramienta para la transmisión de la fe. Hasta hace poco, la mayoría de las personas no sabían leer, lo que hacía del arte un medio principal de transmitir la verdad y la belleza de la fe. El papa Gregorio II señaló: "En una imagen incluso los iletrados pueden ver qué ejemplo deben seguir".

  • Guiar a los participantes a través del proceso que se detalla en el Anexo A. Pedir a los participantes que abran la obra de arte en el CIC o proyectarla sobre una pizarra o pantalla interactiva.

"El auténtico arte cristiano es aquel que, a través de la percepción sensible, permite intuir que el Señor está presente en su Iglesia, que los acontecimientos de la historia de la salvación dan sentido y orientación a nuestra vida, que la gloria que se nos ha prometido transforma ya nuestra existencia. El arte sacro debe tender a darnos una síntesis visual de todas las dimensiones de nuestra fe" (Papa Juan Pablo II, Veneración de las imágenes sagradas [Duodecimum Saeculum], no. 11, http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_letters/documents/hf_jp-ii_apl_19871204_duodecimum_ saeculum_sp.html)

Descanso (10 minutos)

Cultivar (50 minutos)

Invitar a los participantes a un momento de ponderación individual sobre la pregunta siguiente: "¿Cuál es una percepción emanada de la primera sesión que quiero seguir explorando en esta sesión?" Animarlos a escribir sus respuestas.

Alternativa: Si se presenta el material en el formato de dos o tres sesiones, se concluirá la primera sesión con esta actividad en lugar de dar un descanso. Invitar a los participantes a llevar estas notas con ellos a la próxima sesión.

Recordar el ejercicio en el movimiento de redescubrir como una manera de aprender a apreciar el arte como una herramienta para enseñar y aprender la fe católica. Considerar poner de relieve los puntos siguientes:

  • El arte es una forma de transmitir algo acerca de un aspecto de Dios. La veneración de las imágenes sagradas como práctica espiritual se basa en el misterio de la Encarnación del Verbo de Dios (CIC, nos. 1159-1162, 2129-2132, 2141)
  • Las personas tienen una respuesta instintiva al arte que, con más cultivo, amplía la capacidad de captar la riqueza de lo que los símbolos comunican.
  • Trazar las conexiones entre la obra de arte, la Escritura y el CIC ilustra la lógica interna de la continuidad dentro de la fe católica.
  • Hacer el tiempo y el espacio para "sentarse con" las interconexiones desarrolla la disciplina de la contemplación, que es importante para desenvolver el don de Jesús y la fe una y otra vez a lo largo de un viaje de toda la vida con Dios.

El Catecismo de la Iglesia Católica define la "contemplación" como "una forma de oración sin palabras, en la cual la mente y el corazón están fijos en la grandeza y bondad de Dios en adoración afectiva y amorosa; mirar a Jesús y los misterios de su vida con fe y amor" (CIC, Glosario, p. 773).

Repetir el proceso de reflexión sobre el arte en pequeños grupos en mesas.

  • Distribuir o mostrar el esquema del proceso de reflexión (véase Anexo A).
  • Asignar a cada mesa una pieza de arte de portada sobre la cual reflexionar más de cerca. Pedir a cada grupo que prepare un breve informe sobre lo que descubrieron.

    Alternativa: Si se presenta el material en el formato de dos o tres sesiones, puede convenir asignar a cada persona una de las imágenes del arte de portada para orar con ella y reflexionar sobre la misma antes de la próxima sesión. Esto daría más tiempo durante la segunda o tercera sesión para la discusión de grupo sobre lo que se descubrió y las posibles implicaciones para la enseñanza.

Grupo de reflexión

  • Reorientar los pequeños grupos en un solo grupo grande.
  • Pedir a los participantes que informen sobre lo que descubrieron acerca de Jesús, la fe, y/o el CIC durante el ejercicio. Se puede abrir una ronda para comentarios o pedir a un representante de cada mesa que presente un informe.
  • Invitar al grupo a pensar en el proceso de reflexión. ¿Qué sugieren los descubrimientos del ejercicio acerca de usar el CIC y el arte sacro como catequista?

Descanso (10 minutos)

Dar testimonio (45 minutos)

Invitar a los participantes al movimiento final del taller en que identificarán una manera en que darán testimonio de la belleza de la fe en su servicio como catequista. Considerar la posibilidad de poner de relieve los puntos siguientes:

  • Los seres humanos tienen la necesidad instintiva de compartir la belleza y el amor. Como vimos en el arte de portada de la Parte I del CIC, los primeros cristianos incluían el arte en las oscuras catacumbas, lugares donde celebraban la Eucaristía.
  • El Directorio Nacional para la Catequesis señala: "Si bien las expresiones particulares de arte sacro varían de una cultura a otra, el auténtico arte sacro vuelve las mentes, los corazones y las almas humanas hacia Dios", e insta a los catequistas a revivir la práctica tradicional de usar grandes obras de arte para "instruir a los fieles sobre las verdades fundamentales de la fe" (no. 37 B, 1).

Reflexión individual

  • Invitar a los participantes a la reflexión en silencio para considerar cómo las percepciones emanadas de esta sesión podrían impactar en su propia vida de fe y lo que hacen como catequistas. Invitar a los participantes a reflexionar sobre las siguientes preguntas:
    • ¿Qué encuentro como ayudas/obstáculos para ver/experimentar la belleza para mí mismo (por ejemplo, las gracias de los sacramentos, el Magisterio, distracción o falta de atención)?
    • ¿Qué práctica de enseñanza me gustaría cultivar en los próximos meses?
    • ¿Cómo daré testimonio de Jesucristo y de la belleza de la fe en mi servicio?
  • Hacer guardar silencio o reproducir música sinfónica de fondo para crear un espacio de reflexión.
  • Pedir a los participantes que escriban una respuesta al menos a la última pregunta como una manera concreta de llevar adelante este aprendizaje. Esta meta se puede incorporar en una oración final de algún modo.

    Alternativa: Preguntas adicionales que se puede desear incluir si se presenta el material en varias sesiones son las siguientes:

  • ¿Cuáles son algunas de las cosas que aquellos a los que enseño consideran bellas? (Prestar atención al desarrollo humano, la cultura, el lugar.
  • ¿Cómo podría yo dar testimonio de la sinfonía interconectada de la fe en mi vida? ¿En mi enseñanza? ¿En la parroquia/comunidad escolar católica?
  • ¿Qué descubrí sobre la belleza de la fe católica?

"Para transmitir el mensaje que Cristo le ha confiado, la Iglesia tiene necesidad del arte. En efecto, debe hacer perceptible, más aún, fascinante en lo posible, el mundo del espíritu, de lo invisible, de Dios. Debe por tanto acuñar en fórmulas significativas lo que en sí mismo es inefable. Ahora bien, el arte posee esa capacidad peculiar de reflejar uno u otro aspecto del mensaje, traduciéndolo en colores, formas o sonidos que ayudan a la intuición de quien contempla o escucha. Todo esto, sin privar al mensaje mismo de su valor trascendente y de su halo de misterio" (Papa Juan Pablo II, Carta a los artistas, no. 12, http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/letters/documents/hf_jp-ii_let_23041999_artists_sp.html).

Recapitulación (15 minutos)

Resumir la sesión. Revisar el propósito, los objetivos, el CIC y las ayudas para ver la belleza de la fe, la experiencia de los cuatro movimientos que son esenciales para ser un catequista efectivo (orar, redescubrir, cultivar, dar testimonio de Jesucristo y del don de la fe), y las esperanzas sobre cómo utilizar el arte y el CIC en la enseñanza en los próximos meses.

Concluir con una oración final, como la Oración del Catequista contenida en los materiales para el Domingo Catequético.

Seguimiento posterior a la sesión

Consultar con los catequistas después de dos o tres meses para ver cómo les está yendo en su meta de dar testimonio de Jesucristo y de la belleza de la fe en su servicio.

También se podría utilizar un proceso similar para estudiar el Catecismo Católico de los Estados Unidos para los Adultos, empezando con una reflexión sobre la historia del santo o persona sagrada con que se inicia un capítulo, luego señalando cómo esa historia se conecta con la Escritura, la doctrina católica y la oración a lo largo del capítulo.

Se puede repetir el proceso de reflexión y contemplación en otras sesiones con catequistas utilizando otras formas de arte sacro, por ejemplo, el arte incluido en el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, el arte bíblico como se presenta en los vitrales o las estatuas del espacio para el culto parroquial o en textos iluminados como la Biblia de San Juan, el arte en materiales catequéticos para estudiantes, o las partituras musicales impresas en el himnario utilizado para la oración.

ANEXO A

Ejercicio para despertar un sentido de maravilla y descubrimiento intencional

Reflexione sobre el arte en el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC). "El arte sacro verdadero lleva al hombre a la adoración, a la oración y al amor de Dios Creador y Salvador, Santo y Santificador" (CIC, no. 2502).

Mirar y recibir sin juzgar

1.   Cierre los ojos. Pida al Espíritu Santo que le abra su corazón y su mente para recibir las percepciones ofrecidas a través de la obra de arte.

2.   Abra los ojos y recorra con la mirada la imagen. Observe sus primeras reacciones a la obra de arte. Simplemente identifique lo que ve y siente sin asignar significado en este punto.

  • ¿Quién o qué está representado en la obra?
  • ¿Qué colores están incluidos en el arte?
  • ¿Qué medio artístico se utiliza (por ejemplo, fresco, escultura, pintura al óleo)?

Maravilla

3.   Cierre los ojos otra vez. Ábralos de nuevo y mire la imagen otra vez, haciendo preguntas más profundas.

  • ¿Cómo está representado Dios en el arte?
  • ¿Cómo están retratadas las personas?
  • ¿Qué siento cuando veo la obra?
  • ¿Cómo o dónde fue utilizada para transmitir la verdad y la belleza de la fe?
  • ¿Por qué podría haberse creado la obra de arte original?
  • ¿Hay una imagen o un elemento en la obra que siga manteniendo mi atención? En caso afirmativo, ¿cuál es?
  • ¿Me recuerda esta obra un pasaje de la Escritura, la doctrina católica, un himno u otro aspecto de la fe? En caso afirmativo, ¿cuál es?

Conectar

4.   Busque más información en relación con sus respuestas a las reflexiones sobre la "maravilla".

  • Use fuentes primarias, como el CIC, la Sagrada Escritura, el Catecismo Católico de los Estados Unidos para los Adultos y el Directorio Nacional para la Catequesis.
  • Anote lo que encuentre.
  • Revise sus hallazgos. Observe temas comunes o cualquier pregunta o percepción que surja.

Testimonio

5.   Describa a su manera lo que descubrió acerca de Cristo y el don de la fe a través de este proceso. Por ejemplo, escriba un resumen de dos o tres frases de sus percepciones o dibuje una imagen que capte su aprendizaje.

6.   ¿Cómo podría incorporar esta percepción en su vida diaria? ¿En su servicio como catequista?


Copyright © 2013, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.

Las citas del Catecismo de la Iglesia Católica, segunda edición, © 2001, Libreria Editrice Vaticana–United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Utilizadas con permiso. Todos los derechos reservados.

Las citas de Juan Pablo II, Duodecimum Saeculum, han sido extraídas de la página Web oficial del Vaticano. Utilizadas con permiso. Todos los derechos reservados.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue