Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   No Spanish version at this time
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
Catechetical Sunday Logo in Spanish

Índice para el Domingo Catequético

Tema para el 2014

  • El perdón sacramental

Temas de años pasados

Próximo tema para 2015

"Salvaguardar la dignidad de toda persona humana"

El ministerio de la palabra es un elemento fundamental de la evangelización en todas sus etapas porque implica la proclamación de Jesucristo, la Palabra eterna de Dios.

"La palabra de Dios nutre tanto a los evangelizadores como a quienes son evangelizados, por eso cada uno de ellos puede continuar creciendo en su vida cristiana"

(Directorio Nacional para la Catequesis [DNC] [Washington, DC: United States Conference of Catholic Bishops, 2005], no. 17).

 

Catequista al Servicio - Gloria Zapiain

 
Catechetical Sunday 2013 Web Ad Banner Size 468x60 en Espanol

Retiro para el Año Catequético: Descubriendo, Cultivando, y Siendo Testigos a Jesucristo y el Don de Fe

por Gloria Zapiain
Directora, Centro Catequético
Arquidiócesis de San Antonio

Objetivo

El Objetivo de este retiro es ayudar a los catequistas y maestros de parroquias y escuelas católicas a entender y profundizar su Llamado a la Santidad como es expresado en la Constitución sobre la Iglesia (Lumen Gentium) del Concilio Vaticano II, y así ser testigos a Jesucristo y el don de fe en el mundo en el contexto de la Nueva Evangelización, especialmente como es expresado por los Obispos Católicos de los Estados Unidos en su documento Discípulos Llamados a dar Testimonio (2012). Como nos dice Porta Fidei del Papa Benedicto XVI: "En esta perspectiva, el Año de la Fe es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo." Comprenderán que este llamado es para todos los bautizados y que nadie está excluido: "Una misma es la santidad que cultivan, en los múltiples géneros de vida y ocupaciones, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios...siguen a Cristo pobre, humilde y cargado con la cruz, a fin de merecer ser hechos partícipes de su gloria" (LG 41).

Materiales Necesarios

  • Mesa de recepción, con lista de participantes y tarjetitas o sellos para los nombres.
  • Mesas y sillas, colocadas en gropos de 4 a 6 participantes
  • Mesa con refrescos y refrigerios
  • Mesa pequeña para usar como altarcito o "espacio sagrado," con mantel de color o de acuerdo al tiempo litúrgico, un atril, la Biblia o el Leccionario, una o dos velas, e un imagen o ícono de Jesucristo
  • "CD Player," u otro medio para tocar música, música religiosa o meditativa apropiada, libros de música u hojitas con las canciones escogidas para la oración de apertura.
  • Copias de la Carta Apostólica Porta Fidei por el Papa Benedicto XVI; disponible para descargar gratuitamente en:
  • http://www.fraternidad-sacerdotalcfs.com/userfiles/File/ART%20NOVEDADES/porta_fidei.pdf
  • Copias del Capítulo V de la Constitución Dogmática Sobre la Iglesia del II Concilio Vaticano (Lumen Gentium) titulado: Vocación Universal a la Santidad en la Iglesia;disponible para descargar gratuitamente en: http://www.acu-adsum.org/lumengen.pdf - páginas 31 a 36 solamente.
  • Copias del documento del USCCB Discípulos Llamados a dar Testimonio: La Nueva Evangelización ; disponible para descargar gratuitamente en: http://usccb.org/beliefs-and-teachings/how-we-teach/new-evangelization/disciples-called-to-witness/upload/DCW-Spanish.pdf
  • Copias de una edición católica de la biblia; con preferencia a la edición Latinoamericana
  • Papel o cuadernos con lápices o plumas para los participantes
  • Podio o mesa pequeña y un micrófono para el presentador o facilitador del retiro

Horario

Este retiro puede usarse como: Una sesión de 3hrs. Con o Sin Misa o Dos sesiones de 1.5hrs.

1hr. Asegúrese de comenzar y terminar cada sesión con oración.

  • Bienvenida, Introducción y Oración de Apertura (15 minutos)
  • Sesión I (35 minutos)
  • Descanso (10 minutos)
  • Sesión II (40 minutos)
  • Descanso (10 minutos)
  • Sesión III (40 minutos)
  • Conclusión (10 minutos)
  • Misa (opcional) – tomará el lugar de y incorporará el material de Sesión III y la Conclusión)

Preparación

De dos a una semana antes:

  • Baje del internet y lea los textos indicados arriba de Porta Fidei, el Capítulo V de Lumen Gentium, y Discípulos llamados a dar Testimonio: La Nueva Evangelización; es opcional hacer copias suficientes de éstos para los participantes.
  • Prepare la Oración de Apertura, usando las sugerencias dadas en el Servicio de Oración abajo.Seleccione los cantos para comenzar y terminar la oración, y asigne a una o más de sus catequistas la lectura de los pasajes de las Escrituras que serán usados durante la oración.Como alternativa, la Liturgia de las Horas del día (Laudes) también se puede usar.
  • Si no se distribuirá copias de los documentos eclesiales a los participantes, se recomienda preparar una presentación de "PowerPoint" para ayudarles a enfocar en el tema de cada sesión, y/o hojitas con el resumen de los puntos principales de cada presentación.También podría usar cartulinas grandes que muestran estos puntos principales.
  • Prepare suficientes copias de:
    • Cualquier hojita, esquema, música, oración, o volante necesario para los participantes.
    • Horario del Día
    • Certificados de Participación

El día del taller:

  • Prepare el altarcito en un lugar del salón visible para todos y cúbralo con un mantel de color o de acuerdo del tiempo litúrgico.Sobre la mesa, coloque el atril, la Biblia o el Leccionario, y una o dos velas.
  • Coloque suficiente mesas y sillas para que todos estén sentados a gusto.
  • Marque en la Biblia o en el Leccionario los pasajes que Ud. Ha escogido para la oración. Pida voluntarios que puedan leer varios pasajes de la Biblia que se usarán durante el retiro.
  • Prepare la cinta de música o el "CD Player," con música religiosa apropiada, himnos y/o hojitas con los himnos escogidos para la oración de apertura.
  • Si los va utilizar, prepare el proyector y equipo para las presentaciones de "PowerPoint" o las cartulinas grandes que muestran los puntos principales de la presentación.
  • Al llegar y mientras se inscriben los participantes, puede poner música religiosa de ambientación.Distribuya copias del horario,copias de los textos de Porta Fidei, el Capítulo V de Lumen Gentium, Discípulos llamados a Dar Testimonio, y cualquier otro volante que van a necesitar durante el día.

Bienvenida, Introducción y Explicación del Retiro

Dé la bienvenida a todos. Explique el objetivo del retiro y repase el horario.Mencione que los documentos eclesiales que se usarán en el día se pueden bajar del internet sin costo.

Oración de Apertura (15 minutos)

Dirija la oración de apertura (o Liturgia de las Horas) que Ud. ha preparado.

  • Canto de Entrada:
  • Oración:
  • Escoja un pasaje del Evangelio y un pasajes de las Epístolas (San Pablo):
    • Mateo 28: 19 – 20
    • Lucas 24: 45 – 48
    • Hechos 1: 7 – 9
    • Hebreos 12: 1 – 2
  • Reflexión en silencio sobre las lecturas:
  • Oración de los Fieles:
  • Oración Final:
  • Canto Final:

Primera Sesión (40 minutos)

La primera sesión cubre la Carta Apostólica Porta Fidei. Algunas notas para esta sesión son tomadas del artículo En Camino Hacia el Año de la Fe un resumen elaborado por Mons. Carlos Arturo Gómez, Obispo de la Diócesis de Zipaquirá (Colombia) que se encuentra en http://izaskunsblog.blogspot.com/2012/10/resumen-de-la-carta-porta-fidei.html

La Carta Apostólica Porta Fidei y Nuestro Llamado a la Santidad

Para el Facilitador (20 minutos)

Comience la sesión pidiendo a los participantes que piensen en algún aniversario importante para ellos o para su familia y cómo lo celebran.Deje que algunos compartan con todos.

  • Dígales que el motivo de convocar el Año de la Fe (11 octubre de 2012- 24 de noviembre de 2013) es para celebrar dos momentos importantes en la historia reciente de la Iglesia: el: 50º aniversario de Apertura del Concilio Vaticano II y 20º aniversario de publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.
  • Y como en una reunión familiar se comparta cuentos e historias de los momentos importantes del aniversario celebrado, la Iglesia también nota que este Año de la Fe "será una buena ocasión para introducir a todo el cuerpo eclesial en un tiempo de especial reflexión y redescubrimiento de la fe". (Nº 4)
  • Recuérdeles que esta costumbre del redescubrimiento de la fe y de recordar las obras de Dios viene de los tiempos más antiguos de la Iglesia, y que de una escena que describe esta costumbre viene el nombre de la Carta Apostólica Porta Fidei. Pida que un voluntario tome la Biblia y leaHch. 14: 25 – 28.
  • Se utiliza la imagen de la puerta para describir lo que es la fe; una puerta es una apertura que nos permite ingresar a algún lugar.En el caso de la Puerta de la Fe, al atravesarla, nos "introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia" (Nº 1)
  • Recuérdeles quese invita y exige a los fieles de hoy a redescubrir el camino de la fe, una fe que no puede darse por supuesta. Este redescubrimiento se logra acercándose al pozo de la escucha de la Palabra de Dios, de esta manera se ilumina la vida, se llena de alegría y entusiasmo renovado por el Encuentro con Cristo. Creer en Jesucristo es el camino para poder llegar de modo definitivo a la salvación (Nº 2-3).
  • Los contenidos esenciales de nuestra fe, patrimonio de todos los creyentes, tienen que ser confirmados, comprendidos, y profundizados nuevamente para poder dar un testimonio efectivo hoy en día.Como catequistas, estamos conscientes del Catecismo de la Iglesia Católica como fuente de enseñanza sobre la fe.Sin embargo, este Año de la Fe es la ocasión para volver a apreciar, y cuando posible leer los textos del Concilio Vaticano II, especialmente las Constituciones Apostólicas, que son sobre la Liturgia, (Sacrosactum Concilium), las Sagradas Escrituras (Dei Verbum), y la Iglesia (Lumen Gentium).Veremos juntos una parte de este último documento sobre la Iglesia escrito en 1964, que nos da la clave para la Nueva Evangelización en este siglo 21.(Nº 4-11).
  • Además, es importante que nos formemos para poder responder con claridad a preguntas modernas sobre la fe, porque no puede haber conflicto entre la fe y la verdadera ciencia, porque ambas, aunque por caminos distintos, tienden a la verdad.Es también una buena oportunidad para intensificar el testimonio de la caridad, pues la fe va acompañada de obras.Sostenidos en esta fe, vemos con esperanza nuestro compromiso en el mundo. (Nº 12-14).
  • Porta Fidei concluye con la invitación que San Pablo hizo a Timoteo, que es para todos los bautizados: "Vete al alcance… de la fe" (2 Tim 2, 22), para que ninguno de nosotros se vuelva perezoso en la fe sino que seamos signos vivos de la presencia de Cristo resucitado en el mundo y manifestemos nuestra alegría y confianza en medio de las pruebas y los sufrimientos, basados en la firme certeza que el Señor Jesús ha vencido al mal y a la muerte. (Nº 15).

Compartimiento en Grupo (15 minutos)

  • Pida a los participantes que reflexionen sobre las preguntas siguientes y que asignen a una persona para compartir las respuestas con el grupo general.
  • ¿Cómo es que la Puerta de la Fe "está siempre abierta para nosotros"?¿Si somos pecadores, como es que esta Puerta no se nos cierra?
  • Lean juntos Juan 4: 4 – 30.La Mujer Samaritana fue invitada por Jesús a creer en Él.¿Después de este encuentro con Jesús, sin educación o buena reputación, cómo y porque fue un ejemplar de evangelización?
  • Sección 14 de Porta Fidei nos dice, "La fe sin la caridad no da fruto, y la caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a merced de la duda."¿Cómo es que la fe y el amor se necesitan mutuamente?¿Cuáles son las consecuencias de catequesis sin un aspecto de evangelización?

Descanso (10 minutos)

Tiempo para refrescos, uso del baño, y para la convivencia

Segunda Sesión (40 minutos)

La segunda sesión cubre el Capítulo V del documento Lumen Gentium, del Concilio Vaticano II.Esta sección y capítulo se llama La Vocación Universal a la Santidad En La Iglesia.En las preguntas para discusión, los participantes tratarán la relación entre la santidad y la evangelización.

Para el Facilitador (25 minutos)

Recuerde a los participantes que como habíamos mencionado anteriormente, el capítulo V de Constitución Apostólica del Concilio Vaticano II es la clave para la Nueva Evangelización.Es La Vocación Universal a la Santidad En La Iglesia.

  • Todos y cada uno de los miembros de la Iglesia, siendo hijos e hijas de Dios por medio de nuestro bautismo, somos llamados a la santidad; o sea, somos llamados a ser santos.Como nos dice San Pablo, "Porque ésta es la voluntad de Dios, vuestra santificación (1Tes., 4,3; Ef., 1, 4).La gracia bautismal nos hace participantes en la divina naturaleza, y nuestro llamado es a conservar y perfeccionarla con la ayuda de Dios.La santidad de la Iglesia se manifiesta incesablemente en los frutos de gracia que el Espíritu Santo produce en los fieles en todos los estados de vida – casados, solteros, sacerdotes, religiosas, religiosos.
  • Por lo tanto, todos los fieles son llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad.Al mismo tiempo, esta santidad promueve, aun en la sociedad terrena, un nivel de vida más humano.Para alcanzar esta perfección, los fieles, según la diversa medida de los dones recibidos de Cristo,deberemos esforzarnos para que obedeciendo en todo la voluntad del Padre, nos podamos entregar con toda generosidad a la gloria de Dios y al servicio del prójimo.Así es como podemos, como Pueblo de Dios, producir frutos abundantes, como brillantemente lo demuestra en la historia de la Iglesia la vida de tantos Santos.
  • Una misma es la santidad que se cultiva en cualquier clase de vida y de profesión los que son guiados por el espíritu de Dios y obedecen la voz del Padre.Para catequistas, en cualquier estado de vida, nuestro deber es apoyarnos mutuamente en las responsabilidades a nuestros estudiantes; educándolos en las verdades de la fe y en la oración, siempre respaldando y asistiendo a los padres de nuestros estudiantes, sus primeros educadores en la fe.Y quizás lo más importante, es modelar una vida cristiana autentica – manifestada en una vida sacramental y de oración, fervorosa en la caridad, y ocupada de todo lo que es verdadero y justo.
  • De manera especial están unidos con Cristo en sus dolores por la salvación del mundo todos lo que se ven oprimidos por la pobreza, la debilidad, la enfermedad y otros sufrimientos, o padecen persecución por la justicia; Cristo los llamo bienaventurados, "El Señor…de toda gracia, que nos llamó a su eterna gloria en Cristo Jesús, después de sufrir un poco, nos perfeccionara El mismo, nos confirmará, y nos consolidará." (1Pd., 5, 10).
  • Por consiguiente, todos los fieles cristianos, en cualquier condición de vida, de oficio, o de circunstancias, precisamente por medio de todas esas cosas se podrán santificar más cada día, con tal de recibirlo todo con fe de la mano de Dios.
  • Como el Apóstol San Juan nos ha enseñado, "Dios es caridad, y el que permanece en la caridad permanece en Dios, y Dios en él" (1 Jn., 4, 16) – y Dios difundió su caridad en nuestros corazones por el Espíritu Santo.Por consiguiente, en don principal y más necesario es la caridad con la que amamos a Dios y al prójimo por El.Pero para que la caridad crezca en el alma como buena semilla y de fruto, debemos todos y cada uno de los fieles oír de buena gana palabra de Dios y cumplir con obras su voluntad, con la ayuda de su gracia.
  • Es esencial también participar frecuentemente en los sacramentos, sobre todo en la Eucaristía y en la Reconciliación (Confesión) – y aplicarse de una manera consistente y diaria a la oración, a la abnegación prudente de sí mismo, al servicio de los demás y al ejercicio de todas las virtudes.Esto es porque la caridad regula todos los medios de santificación, los informa y los conduce a su fin.De ahí que el amor hacia Dios y hacia el prójimo sea la característica distintiva del verdadero discípulo de Cristo.

Compartimiento en Grupo (15 minutos)

Pida a los participantes que reflexionen sobre las preguntas siguientes y que asignen a una persona para compartir las respuestas con el grupo general.

  • ¿Porque piensa que el Concilio Vaticano II puso tanto énfasis en la santidad en todos los estados de vida?¿Antes del Concilio, para quien pensaba mucha gente que la santidad estaba reservada?
  • ¿Cuál piensa que es la relación entre la santidad y la evangelización?¿Por qué piensa que Juan Pablo II dijo que la santidad es la clave de la Nueva Evangelización?
  • ¿Que sugiere La Vocación Universal a la Santidad En La Iglesia que es esencial para todos los auténticos discípulos de Cristo?

Descanso (10 minutos)

Tiempo para refrescos, uso del baño, y para la convivencia

Tercera Sesión (40 minutos)

La tercera sesión cubre el documento de los Obispos Católicos de Estados Unidos, 2012;Discípulos llamados a dar testimonio: La Nueva Evangelización.

Para el Facilitador (25 minutos)

Recuerde a los participantes que han pasado casi 50 años desde la publicación de Lumen Gentium y La Vocación Universal a la Santidad En La Iglesia.En este 3° milenio del Cristianismo, el reto de santidad es el mismo aunque la situación social ha cambiado.Fue el Papa Juan Pablo II, en una conferencia con los obispos de América Latina, quien primero usó la expresión "Nueva Evangelización" como el concepto de anunciar de nuevo el Evangelio a los que ya, supuestamente, han sido evangelizados, pero quizás han "perdido el sentido vivo de la fe o incluso no se reconocen ya como miembros de la Iglesia" (Juan Pablo II, Redemptoris Missio, [RM]).¿En nuestro estado de vida y como catequistas, que es lo que significa La Nueva Evangelización si ya somos instructores de la fe?

  • Empiece con pedir que alguien lea Mateo 28, 18 – 20 de la Biblia, inmediatamente seguido por otra persona que lea Hechos 1, 8 – 11.
  • Estos versos describen las últimas palabras de Jesús a sus discípulos, la Asención de Jesús al cielo, y lo que pasó inmediatamente después.Primeramente, oímos de Mateo lo que se conoce como la Gran Comisión, que contiene tres aspectos; 1) que hagamos discípulos de Cristo de todos los pueblos 2) que estos nuevos discípulos sean incorporados en la Iglesia y la vida de gracia, empezando por medio del bautismo y seguido por los demás sacramentos 3) que los enseñemos a cumplir todo lo que el Señor nos ha encomendado.Esto es el sumario y expresión más perfecta de la misión de la Iglesia, y como miembros bautizados, también la nuestra.
  • Bueno, podríamos decir que como catequistas, participamos en el #2 al preparar nuestros estudiantes para recibir los sacramentos, tanto como el #3 al ensenar cualquier clase de catecismo o RICA para niños o adultos.¿Pero que del #1?Primeramente, acuérdense que Jesús promete que está con nosotros siempre, hasta el fin del mundo. El Señor cumple con esta promesa por medio de la Eucaristía y también con haber mandado su espíritu, el Espíritu Santo en el día de Pentecostés. En los versos bíblicos que acabamos de leer de los Hechos de los Apóstoles, vemos que Jesús también nos manda a ser sus testigos "hasta los extremos de la tierra." Pero los discípulos, en lugar de poner las palabras de Jesús en práctica, "se quedan mirando al cielo."Necesitaron los dos hombres "vestidos de blanco" que les preguntaran: "Amigos… ¿qué hacen ahí mirando al cielo?" para poder empezar a entender el significado de lo que acababan de oír del Maestro.
  • Así como discípulos en esta escena, ¿con que frecuencia no nos damos cuenta de que estamos llamados a ser testigos de Cristo ante el mundo?¿Somos como los Apóstoles que se quedan mirando al cielo en lugar de invitar a los que nos rodean a experimentar el amor y misericordia de Cristo a través de la iglesia?¿Con qué frecuencia nos acercamos a nuestros hermanos y hermanas ausentes, invitándolos a unirse a nosotros en la misa o preguntando por que ya no se sienten acogidos en la mesa del Señor? Como nos han dicho nuestros obispos, las respuestas a estas preguntas subyacen a la misión evangelizadora de la Iglesia, especialmente en el llamado de la Nueva Evangelización. Nuestro Bautismo, Confirmación, y recepción de la Eucaristía nos conceden la gracia de ser discípulos e evangelizadores.Al asumir el llamado de la Nueva Evangelización, haremos como San Pablo nos manda: "Por lo tanto, acójanse los unos a los otros como Cristo los acogió a ustedes" (Rom 15,7). Así es como participar en el primero y más importante de los tres aspectos de la Gran Comisión.
  • El Papa Benedicto XVI nos recuerda que "el mensaje cristiano no es solo 'informativo,' sino 'performativo.'Esto significa que el Evangelio no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una comunicación que comporta hechos y cambia la vida." (Spe Salvi, 2007) En otras palabras, la catequesis, para ser efectiva, debe incluir un aspecto de acción que ponga en práctica lo que se ha anunciado y mueva al corazón a ser más fiel a Jesús.Esto es la catequesis evangelizadora. Sin embargo, para evangelizar, uno debe ser evangelizado.La Nueva Evangelización también nos llama a renovar nuestra fe para que podamos compartirla con otros.El discípulo de Cristo debe renovar continuamente su fe.La Iglesia está llamada a renovar su fe en todas las épocas y, al mismo tiempo, a anunciarla.
  • Hoy en día, en el contexto cultural actual de nuestra sociedad, la Iglesia dirige sus esfuerzos de la Nueva Evangelización de una manera particular a los miembros del Cuerpo de Cristo que están ausentes. En términos generales, nuestros obispos nos dan algunas de las razones que han contribuido a que algunos católicos ya no participen activamente en la vida de la Iglesia:
    • Algunos, aparte de la niñez, no fueron formados en la fe
    • Algunos se sienten alienados por la forma en que perciben que la Iglesia imparte sus enseñanzas.
    • Algunos se han alejado porque los representantes de la Iglesia no los trataron bien.
    • Algunos simplemente se han ida alejando por desinterés.

      Muchos podrían preguntar: "¿Cómo puedo tocar la vida de la gente? ¿Cómo puedo interactuar con otros en un espíritu de amor? ¿Cómo puedo explicar como la fe responde a las preocupaciones modernas?" Hay varias maneras, y entre las más efectivas y sencillas, es cultivar lo que nuestros obispos llaman una cultura del testimonio.

    • Una vida cristiana vivida con caridad y fe es la forma más eficaz de evangelización.Podemos ser agentes de La Nueva Evangelización a través del testimonio de vida y compromiso con el Evangelio.Los momentos cotidianos de la vida, vividos con caridad, fe, y esperanza cristiana dan testimonio a los familiares, amigos, vecinos, colegas, y otras personas que han dejado de participar activamente en la vida de la Iglesia.
    • Nuestros obispos nos han sugerido algunas metodologías que fomentan y sostienen una cultura del testimonio evangelizadora.
      • El discipulado
      • Compromiso con la vida cristiana
      • La vida parroquial
      • La vida litúrgica de la Iglesia: Devociones y religiosidad popular
      • La familia cristiana
      • Los catequistas – parroquiales y escolares
      • La experiencia Humana

(Puede decir algunas palabras de cada uno de estas metodologías, que se encuentran en las paginas 17 – 20 de Discípulos llamados a dar testimonio.)

Compartimiento en Grupo (15 minutos)

Pida a los participantes que reflexionen sobre las preguntas siguientes y que asignen a una persona para compartir las respuestas con el grupo general.(Estas preguntas son basadas en las que se encuentran en la página 28 de Discípulos llamados a dar testimonio.)

  • Sección 10 de Porta Fidei nos dice que, "el conocimiento de los contenidos que se han de creer no es suficiente si después el corazón, auténtico sagrario de la persona, no está abierto por la gracia que permite tener ojos para mirar en profundidad y comprender que lo que se ha anunciado es la Palabra de Dios."Explique lo que nos está diciendo el Papa Benedicto XVI que debemos hacer para nuestros alumnos en educación religiosa aparte de comunicar el contenido de la fe.
  • ¿De qué manera la comunidad parroquial proporciona a la gente oportunidades para un encuentro personal con Jesucristo?
  • ¿Cómo podemos mejor fomentar la participación de los padres de nuestros estudiantes y las personas que los acompañan durante "momentos de enseñanza" como bautizos, primeras comuniones, etc.?

En conclusión, este Año de la Fe es una ocasión de gracias y oportunidades muy especiales – celebramos aniversarios del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica – que expresan el contenido de la fe y en el Capítulo V de Lumen Gentium, La Vocación Universal a la Santidad En La Iglesia, nos impulsan a vivir la fe en su plenitud.Hoy en día, esa vocación a la santidad que tenemos todos los bautizados es todavía más urgente.La vida cristiana de discipulado vivida explícita y con fidelidad es reconocida como aspecto esencial de la Nueva Evangelización, para atraer e invitar "a nuestros hermanos y hermanas ausentes a regresar a la vida en la Iglesia; una vida en que todos experimentemos el amor y misericordia de Dios."


Copyright © 2013, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue