Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
Catechetical Sunday Logo in Spanish

Índice para el Domingo Catequético

Tema para el 2014

  • El perdón sacramental

Temas de años pasados

Próximo tema para 2015

"Salvaguardar la dignidad de toda persona humana"

El ministerio de la palabra es un elemento fundamental de la evangelización en todas sus etapas porque implica la proclamación de Jesucristo, la Palabra eterna de Dios.

"La palabra de Dios nutre tanto a los evangelizadores como a quienes son evangelizados, por eso cada uno de ellos puede continuar creciendo en su vida cristiana"

(Directorio Nacional para la Catequesis [DNC] [Washington, DC: United States Conference of Catholic Bishops, 2005], no. 17).

 

Recurso Para el Parroquia - Jonathan Sullivan

 
Catechetical Sunday 2013 Web Ad Banner Size 468x60 en Espanol

La promoción de los principios católicos y la importancia del Concilio Vaticano II a través de los nuevos medios de comunicación

por Jonathan F. Sullivan
(Blog: JonathanFSullivan.com)
Director de Servicios Catequéticos
Diócesis de Springfield, Illinois

Durante los últimos cincuenta años, el mundo ha visto una revolución en las tecnologías de la comunicación que está transformando radicalmente las formas en que las organizaciones y los individuos comparten información, noticias, conocimientos y puntos de vista. En este Año de la Fe, en que celebramos el quincuagésimo aniversario del Concilio Vaticano II y el vigésimo aniversario de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica, nuevos medios de comunicación ofrecen a la Iglesia otra vía con la cual "confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza" (Benedicto XVI, Porta Fidei [PF], no. 9, http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/motu_proprio/documents/hf_ben-xvi_motu-proprio_20111011_porta-fidei_sp.html). Sin embargo, sin una comprensión adecuada de estas herramientas, corremos el riesgo de hacer mal uso de ellas y presentar el Evangelio de Jesucristo en forma confusa o incierta.

La Iglesia y los medios de comunicación

La Iglesia ha utilizado durante mucho tiempo los métodos a su disposición para comunicar el Evangelio al mundo. En siglos pasados, esto significaba el papiro, el pergamino y el papel. Más recientemente, las tecnologías de la radiodifusión han añadido la radio y la televisión a las maneras en que el kerigma ha sido anunciado por todo el mundo.

Que los fieles utilicen ahora blogs y Facebook, podcasts y YouTube para difundir el Evangelio no nos debe sorprender. De hecho, en el segundo documento aprobado en el Concilio Vaticano II, los Padres del Concilio enseñan: "Todos los hijos de la Iglesia, de común acuerdo, tienen que procurar que los medios de comunicación social, sin ninguna demora y con el máximo empeño, se utilicen eficazmente en las múltiples obras de apostolado" (Concilio Vaticano II, Decreto sobre los medios de comunicación social [Inter Mirifica], no. 13, http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decree_19631204_inter-mirifica_sp.html).

Cuarenta y nueve años más tarde, el papa Benedicto XVI se hizo eco de este sentimiento cuando, hablando específicamente de las nuevas herramientas de comunicación digital, escribió: "Como todo fruto del ingenio humano, las nuevas tecnologías de comunicación deben ponerse al servicio del bien integral de la persona y de la humanidad entera. Si se usan con sabiduría, pueden contribuir a satisfacer el deseo de sentido, de verdad y de unidad que sigue siendo la aspiración más profunda del ser humano" (Benedicto XVI, Mensaje para la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/messages/communications/documents/hf_ben-xvi_mes_20110124_45th-world-communications-day_sp.html). Al igual que en décadas pasadas la Iglesia ha adoptado las nuevas herramientas de comunicación, por lo que hoy la Iglesia debe adoptar las nuevas herramientas mediáticas como otro medio para "ir por todo el mundo y predicar el Evangelio a toda creatura" (Mc 16,15).

Los nuevos medios de comunicación de masas

La Internet y la World Wide Web han permitido la creación de métodos de comunicación totalmente nuevos entre las personas. Hace apenas unos años, no existían palabras como "blog" y "podcast", y ahora son una fuente regular de noticias e información para millones de personas en todo el mundo. Del mismo modo, las redes sociales están ayudándonos a mantenernos más conectados con la familia, los amigos y los colegas por todo el mundo.

Sería un error decir que estas nuevas tecnologías son neutrales en cuanto a valores. Ninguna herramienta es nunca completamente neutral, y estas nuevas tecnologías no son diferentes (considérese el viejo adagio de que cuando uno sólo tiene un martillo, todo le parece un clavo). Contienen supuestos subyacentes y medios de uso que moldean el comportamiento y las expectativas. Por ejemplo, los sitios sociales animan a los usuarios a compartir información sobre sí mismos: sus intereses, los acontecimientos de su vida, e incluso el proverbial "qué tengo de almuerzo". Si bien esta apertura e intercambio puede ayudar a las personas a sentirse más conectadas entre sí y ayudar a establecer relaciones entre la gente, también puede alentar a los individuos a compartir información inapropiada o privada.

Otra característica de estas nuevas tecnologías es su carácter igualitario. En el pasado, los medios de comunicación de masas se limitaban a los que tenían recursos para comprar y operar máquinas de impresión o torres de transmisión de radio y televisión. Sin embargo, con el cambio al medio de bytes digitales, el costo de la comunicación de masas se ha reducido grandemente, abriendo su uso a muchas más personas. Los costos para iniciar un nuevo blog son casi insignificantes en comparación con los costos para iniciar un periódico o estación de televisión. La proliferación de blogs, podcasts y videocasts católicos de personas que tienen pasión por compartir su fe es un testamento del poder de la Internet como una plataforma de publicación personal.

Por último, debido a que están compuestos por bytes electrónicos y no por material físico, los elementos de los nuevos medios tienden a ser fácilmente copiados, editados y distribuidos más allá de la audiencia original. Cuando una entrada de blog o un video es compartido ampliamente, se dice que se ha "hecho viral". Alguien más puede incluso editarlo para crear algo nuevo, mejorando (o parodiando) el original. Esta facilidad de compartir es uno de los aspectos más valiosos de los nuevos medios, y los usuarios de los esfuerzos mediáticos de la Iglesia deben ser alentados a compartir lo que ven o leen con otras personas en sus círculos de redes sociales.

Difundir los principios católicos en el Año de la Fe

En su carta apostólica anunciando el Año de la Fe, el papa Benedicto XVI escribió: "Es el amor de Cristo el que llena nuestros corazones y nos impulsa a evangelizar. Hoy como ayer, él nos envía por los caminos del mundo para proclamar su Evangelio a todos los pueblos de la tierra" (PF, no. 7). Estos "caminos del mundo" incluyen la Internet, el "continente digital" que llama a ser evangelizado con el Evangelio de Jesucristo.

Si usted es nuevo en el mundo de los medios digitales, comience por hacer un sondeo al gran trabajo católico que se está haciendo en la Internet. Sitios como NewEvangelizers.com, CatholicMom.com, WordOnFire.org del padre Robert Barron, AustinCNM.com y ANunsLife.org están allanando el camino y demostrando cómo utilizar las nuevas tecnologías digitales para difundir el mensaje de la Iglesia. Al compartir la buena labor realizada por estos nuevos apostolados mediáticos —a través de sus cuentas personales en las redes sociales o a través de su parroquia, escuela católica u otra forma de presencia digital del ministerio— usted no sólo apoyará y alentará a estos nuevos pioneros de los medios de comunicación, sino que también expondrá a sus amigos, familiares y hermanos católicos a buenos  contenidos sobre la fe. También puede inspirarse para crear sus propios recursos mediáticos para compartir.

El video en línea es una de las herramientas más eficaces de los nuevos medios a disposición de la Iglesia y uno de los menos utilizados. Además de ser neutral en cuanto a plataforma (es decir, que se pueden compartir a través de diversos sitios y servicios en la web), los videos permiten un gran uso del arte de contar historias y de la narrativa personal. Por ejemplo, usando cámaras de video de bajo costo, es posible entrevistar a católicos de edad sobre sus experiencias antes, durante y después del Concilio. Hacer preguntas a los entrevistados —por ejemplo: "¿Cómo ha cambiado su experiencia de fe desde el Concilio?" o "¿Qué ha aprendido la Iglesia de los documentos del Concilio?"— podría suscitar interesantes historias, recuerdos y reflexiones que luego pueden compartirse a través de YouTube y otros sitios de video en línea.

No hay necesidad de un equipo sofisticado o elevados valores de producción. De hecho, un estilo de baja tecnología ayuda a que los videos en línea se sientan más auténticos. Los videos creados específicamente para nuevas plataformas mediáticas deben ser cortos (de cinco a diez minutos de duración). Videos más largos, tales como presentaciones o conferencias, también se pueden compartir, pero pueden no ser tan eficaces. Trate de encontrar una parte destacada de entre cinco a diez minutos dentro de una presentación más grande y compártala como un "avance" de la versión más larga.

Las imágenes y las fotos son otro medio eficaz de difundir ideas a través de los diversos servicios de los nuevos medios. Servicios como Twitter, Tumblr y Facebook están poniendo un renovado enfoque en cómo se visualizan las imágenes, ya que son una forma de contenido muy inmediata y convincente.

Afortunadamente, el uso de fotos en los nuevos medios no significa contratar un fotógrafo profesional. Con el advenimiento de las cámaras en baratos y ubicuos teléfonos móviles, muchas personas en un determinado evento pueden ser "fotógrafos instantáneos". Anime a la gente a tomar fotos en funciones parroquiales y compartirlas. Asimismo, asegúrese de que se designe a alguien para tomar fotos en funciones oficiales y compartirlas en línea. Para mayor privacidad y seguridad, no permita que otros "etiqueten" individuos (especialmente niños) en las fotos (en la configuración de sus cuentas en los nuevos medios puede ajustar los permisos de etiquetado).

Por último, utilice sitios de redes sociales como Facebook y Twitter para conectarse y seguir a organizaciones católicas locales y nacionales, tales como la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Luego asegúrese de pulsar el botón "compartir" o reenvíe por Twitter su contenido para compartir su fe católica con gente con la que está conectado en estos sitios. Parafraseando una frase popular, "Si Jesús mirase tu perfil, ¿sabría que eres cristiano?"

"No tengan miedo"

El paso de los medios tradicionales a los nuevos ha sido profundamente perturbador, especialmente para aquellos que sospechan o desconfían de estas nuevas tecnologías. Pero con los pioneros de los medios noticiosos católicos a la cabeza, los líderes catequéticos y otras personas interesadas en la misión evangelizadora de la Iglesia tienen muchos modelos para usar los nuevos medios de masas en nuestros ministerios y apostolados. Lejos de tener miedo a los nuevos medios, debemos responder al llamado del Concilio Vaticano II y actuar —¡sin demora!— para poner estas tecnologías al servicio de Jesucristo y su Iglesia.


Copyright © 2013, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.

Las citas de los documentos papales y del Concilio Vaticano II han sido extraídas de la página Web oficial del Vaticano. Utilizadas con permiso. Todos los derechos reservados.

Los textos de la Sagrada Escritura utilizados en esta obra han sido tomados de los Leccionarios I, II y III, propiedad de la Comisión Episcopal de Pastoral Litúrgica de la Conferencia Episcopal Mexicana, copyright © 1987, quinta edición de setiembre de 2004. Utilizados con permiso. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este trabajo puede ser reproducida o transmitida en cualquier forma o por cualquier medio, electrónico o mecánico, fotocopia, grabación, o por cualquier sistema de almacenamiento y recuperación, sin el permiso escrito del titular del copyright.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue