Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles - Nota introductoria

 
primero  |  anterior  |  siguiente  |  último

Los Obispos Católicos de los Estados Unidos se complacen en proponer nuevamente a nuestro pueblo Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles, nuestro documento de enseñanza sobre la responsabilidad política de los católicos. Esta declaración, aprobada abrumadoramente por el cuerpo de obispos en 2007, representa la enseñanza permanente de nuestra Conferencia Episcopal y nuestra guía para los católicos en el ejercicio de sus derechos y deberes como participantes en nuestra democracia. Instamos a nuestros pastores y pueblo católicos a seguir utilizando esta importante declaración para ayudarles a formar sus conciencias, contribuir a un diálogo público cordial y respetuoso y concretar sus opciones en las próximas elecciones a la luz de las enseñanzas de la iglesia.

La declaración realiza nuestro patrimonio dual como fieles católicos y como ciudadanos estadounidenses. Somos miembros de una comunidad de fe con una larga tradición de enseñanza y acción sobre la vida y dignidad humanas, el matrimonio y la familia, la justicia y la paz, el cuidado por la creación y el bien común. Como estadounidenses, estamos también bendecidos con la libertad religiosa que salvaguarda nuestro derecho a llevar nuestros principios y convicciones morales a la escena pública. Estas libertades constitucionales deben a la vez ser ejercidas y protegidas, en la medida en que algunos pretenden silenciar las voces o limitar las libertades de los creyentes religiosos y las instituciones religiosas. Los católicos tienen los mismos derechos y deberes que los demás de participar plenamente en la vida pública. La Iglesia a través de sus instituciones debe ser libre para llevar a cabo su misión y contribuir al bien común sin ser presionada a sacrificar sus enseñanzas y principios morales fundamentales.

Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles es una declaración utilizada ampliamente para compartir la enseñanza católica sobre el papel de la fe y la conciencia en la vida política. Aunque a veces ha sido utilizada indebidamente para presentar una visión incompleta o distorsionada de las exigencias de la fe en la política, esta declaración sigue siendo un llamado fiel y desafiante al discipulado en el mundo de la política. No ofrece una guía para los electores, un ranking de temáticas o instrucciones sobre cómo votar. Aplica principios morales católicos a una variedad de cuestiones importantes y advierte contra llamamientos equivocados a la "conciencia" para ignorar reivindicaciones morales fundamentales, reducir las preocupaciones morales católicas a uno o dos asuntos o justificar opciones simplemente para favorecer intereses partidistas, ideológicos o personales. No ofrece un listado cuantitativo de temáticas para su consideración por igual, sino que describe y hace importantes distinciones entre cuestiones morales reconociendo que algunas implican la clara obligación de oponerse a males intrínsecos que nunca pueden ser justificados y que otras requieren acciones para buscar la justicia y promover el bien común. En resumen, llama a los católicos a formar sus conciencias a la luz de su fe católica y llevar nuestros principios morales al debate y las decisiones sobre candidatos y temáticas.

Los desafíos morales y humanos esbozados en la segunda mitad de Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles siguen siendo acuciantes problemas nacionales. En particular, nuestra Conferencia está enfocada en varios problemas actuales fundamentales, algunos de los cuales implican oposición a males intrínsecos y otros plantean serias cuestiones morales:

  • La continua destrucción de niños nonatos mediante el aborto y otras amenazas a la vida y dignidad de otras personas vulnerables, enfermas o no deseadas;

  • Renovados esfuerzos para forzar a los ministerios católicos —de atención en salud, educación y servicios sociales— a violar sus conciencias o dejar de servir a los necesitados;

  • Intensificados esfuerzos para redefinir el matrimonio y promulgar medidas que socavan el matrimonio como la unión permanente, fiel y fructífera de un hombre y una mujer y una institución moral y social fundamental esencial para el bien común;

  • Una crisis económica que ha devastado vidas y medios de sustento, aumentando el desempleo nacional y mundial, la pobreza y el hambre; aumentando déficits y deudas y el deber de responder de maneras que protejan a los pobres y vulnerables, así como a las generaciones futuras;

  • El fracaso en reparar un sistema de inmigración quebrado con medidas integrales que promuevan el verdadero respeto por la ley, protejan los derechos humanos y la dignidad de los inmigrantes y refugiados, reconozcan sus contribuciones a nuestra nación, mantengan juntas las familias y promuevan el bien común;

  • Guerras, terror y violencia que plantean serias dudas morales sobre el uso de la fuerza y sus costos humanos y morales en un mundo peligroso, particularmente la ausencia de justicia, seguridad y paz en Tierra Santa y en todo el Medio Oriente.

En estas próximas elecciones y más allá, instamos a los líderes y todos los católicos a compartir el mensaje de la ciudadanía fiel y utilizar este documento para formar sus propias conciencias, de modo que podamos actuar juntos para promover y proteger la vida y dignidad humanas, el matrimonio y la familia, la justicia y la paz al servicio del bien común. Este tipo de responsabilidad política es un requisito de nuestra fe y nuestro deber como ciudadanos.

Arzobispo Timothy M. Dolan, Presidente, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos

Cardenal Daniel N. DiNardo, Presidente, Comité de Actividades Pro-Vida

Cardenal Donald W. Wuerl, Presidente, Comité de Doctrina

Arzobispo José H. Gomes, Presidente, Comité de Migración

Obispo Stephen E. Blaire, Presidente, Comité de Justicia Doméstica y Desarrollo Humano

Obispo Thomas J. Curry, Presidente, Comité de Educación Católica

Obispo Howard Hubbard, Presidente, Comité de Justicia y Paz Internacional

Obispo Kevin C. Rhoades, Presidente, Comité en Laicado, Matrimonio, Vida Familiar y Juventud

Obispo Jaime Soto, Presidente, Comité de Diversidad Cultural en la Iglesia

Obispo Gabino Zavala, Presidente, Comité de Comunicaciónes


primero  |  anterior  |  siguiente  |  último


By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue