Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Oración General y Materiales para la Reflexión

 
l reto de invitar a los católicos a que sean “ciudadanos fieles” requiere mucho más que la educación y la formación en materia de la doctrina social de la Iglesia. Nuestra tradición de culto divino, centrada en la Eucaristía, también llama a los católicos a vivir su fe en el ámbito político. La relación que existe entre la liturgia y la vida se aprende mediante la participación en experiencias de culto que avivan nuestro espíritu y llevan a nuestro corazón a actuar. De hecho, una importante sección del Catecismo de la Iglesia Católica dice: “La Eucaristía entraña un compromiso en favor de los pobres: Para recibir en la verdad el Cuerpo y la Sangre de Cristo entregados por nosotros debemos reconocer a Cristo en los más pobres, sus hermanos” (núm. 1397).

Las parroquias pueden ofrecer oportunidades para la oración y la reflexión que ayuden a los feligreses a entender más profundamente esta relación: cómo reconocer a cristo en los más pobres y vulnerables y, a continuación, a cómo responder a la llamada a actuar en nombre de ellos mediante la participación política. Los siguientes materiales pueden ayudar tanto a individuos, como a grupos, mientras que reflexionan en actitud de oración acerca de los retos que conlleva ser ciudadanos fieles.   


Lecturas bíblicas

Dt 24:17-22;  Za 7:9-10;  Lc 10:25-37;  Jer 22:16;  Mt 25:31-46;  Stgo 2:14-17;  Lc 4:18

Modelo de intercesiones generales

Las siguientes intercesiones pueden usarse, periódicamente, a lo largo del año.

Por el pueblo de Estados Unidos, para que unidos construyamos una sociedad en la cual cada persona pueda vivir con dignidad y esperanza, oremos al Señor. . .

Por la Iglesia, para que seamos testimonios del amor de Cristo al practicar la caridad y al fomentar la justicia y la paz alrededor del mundo, oremos al Señor. . .

Por los católicos de nuestra nación, para que los valores de nuestra fe nos sirvan de guía cuando ejerzamos nuestra responsabilidad como votantes, oremos al Señor. . .

Por los miembros de esta comunidad, para que encontremos la manera de ayudar a construir un mundo más respetuoso de la vida y la dignidad humana, oremos al Señor. . .

Por aquellos que han sido electos a cargos públicos, para que nos guíen con valor y  sabiduría reflejando la enseñanza de la Iglesia que el análisis moral de nuestra sociedad se basa en cómo tratamos al pobre, al débil, y al vulnerable, oremos al Señor. . .

Por todos los ciudadanos de Estados Unidos, para que nuestra participación en las próximas elecciones nos lleve a un mundo más justo y pacífico, oremos al Señor.

Por aquellos que sufren a causa de la pobreza y de injusticias, para que nuestras decisiones en este año electoral nos lleven a establecer políticas y programas que los ayude a vivir con dignidad, oremos al Señor. . .

Por los feligreses que han sido elegidos para ejercer cargos públicos, para que utilicen sus oficios para proteger a la criatura por nacer y fomentar la dignidad del pobre y del vulnerable, oremos al Señor. . .

Por la tierra, para que el Espíritu de Dios inspire a los líderes de nuestra nación a proteger a toda Su creación, oremos al Señor. . .

Por todos los trabajadores del mundo, especialmente por los niños que trabajan muchas horas por poca paga, para que todos busquemos la forma de fomentar la equidad, la justicia, y la dignidad en sus vidas, oremos al Señor. . .

Por todos los líderes del mundo, para que encuentren la manera de poner fin a toda guerra y toda forma de violencia y promuevan la paz y el desarrollo de todas las naciones, oremos al Señor. . .

Oración general

Amado y bondadoso Dios, permite que tu Espíritu nos acompañe el día de hoy. Escucha nuestra plegaria, y acrecienta en nosotros el deseo de ser seguidores de tu Hijo, Jesús. Ayúdanos a recurrir a los recursos de nuestra fe al hacer uso de las oportunidades que nos ofrece nuestra democracia para moldear una sociedad más respetuosa de la vida, la dignidad y los derechos de la persona humana, especialmente del pobre y del vulnerable. Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un Dios por los siglos de los siglos, Amén.

Citas de la doctrina social católica  

Papa Francisco, Evangelii Gaudium, núm 183
Una auténtica fe —que nunca es cómoda e individualista— siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra. Amamos este magnífico planeta donde Dios nos ha puesto, y amamos a la humanidad que lo habita, con todos sus dramas y cansancios, con sus anhelos y esperanzas, con sus valores y fragilidades. La tierra es nuestra casa común y todos somos hermanos. Si bien "el orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política", la Iglesia "no puede ni debe quedarse al margen en la lucha por la justicia".

Papa Benedicto XVI, El Amor Cristiano (Deus Caritas Est), núm. 29
El deber inmediato de actuar en favor de un orden justo en la sociedad es más bien propio de los fieles laicos. Como ciudadanos del Estado, están llamados a participar en primera persona en la vida pública. Por tanto, no pueden eximirse de la “multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común”. La misión de los fieles es, por tanto, configurar rectamente la vida social, respetando su legítima autonomía y cooperando con los otros ciudadanos según las respectivas competencias y bajo su propia responsabilidad.  Aunque las manifestaciones de la caridad eclesial nunca pueden confundirse con la actividad del Estado, sigue siendo verdad que la caridad debe animar toda la existencia de los fieles laicos y, por tanto, su actividad política, vivida como “caridad social”.

San Juan Pablo II, La Iglesia en América (Ecclesia in America), núm. 27
Para el pueblo cristiano de América, la conversión al Evangelio significa revisar “todos los ambientes y dimensiones de su vida, especialmente todo lo que pertenece al orden social y a la obtención del bien común”.  Especialmente, va a ser necesario “atender a la creciente conciencia social de la dignidad de cada persona y, por ello, hay que fomentar en la comunidad la solicitud por la obligación de participar en la acción política según el Evangelio”.

Congregación para la Doctrina de la Fe, nota doctrinal sobre algunas preguntas relacionadas a la participación de los católicos en la vida política, núm. 4
También debe mostrarse que una conciencia cristiana bien formada no le permite a uno votar por ningún programa político o ninguna ley particular que contradiga el contenido fundamental de la fe y la moral. La fe cristiana es una unidad integral y, por lo tanto, no seria coherente aislar algún elemento en particular en detrimento de toda la doctrina católica. Un compromiso político hacia un sólo aspecto aislado de la doctrina social de la iglesia no extingue nuestra responsabilidad hacia el bien común.

Comité Administrativo de los Obispos Católicos de Estados Unidos, Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles: Llamado de los obispos católicos de Estados Unidos a la responsabilidad política, núm. 13
En la Tradición católica, el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral. "En cada nación, los habitantes desarrollan la dimensión social de sus vidas configurándose como ciudadanos responsables" (Evangelii Gaudium, no. 220). La obligación de participar en la vida política tiene sus raíces en nuestro compromiso bautismal de seguir a Jesucristo y dar un testimonio cristiano mediante todo lo que hacemos. Como nos recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica: "Es necesario que todos participen, cada uno según el lugar que ocupa y el papel que desempeña, en promover el bien común. Este deber es inherente a la dignidad de la persona humana. . . . Los ciudadanos deben cuando sea posible tomar parte activa en la vida pública" (nos. 1913-1915).

Comité Administrativo de los Obispos Católicos de Estados Unidos, Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles: Llamado de los obispos católicos de Estados Unidos a la responsabilidad política, núm. 5
Esta declaración pone de relieve el papel de la Iglesia en la formación de la conciencia y la responsabilidad moral que le corresponde a cada católico de escuchar, recibir y actuar según la doctrina de la Iglesia en la tarea para toda la vida que es la formación de su propia conciencia. Las más importantes de esas enseñanzas son los cuatro principios básicos de la doctrina social católica: la dignidad de la persona humana, el bien común, la subsidiariedad y la solidaridad (Compendio de la doctrina social de la Iglesia, no. 160). Con esta base los católicos están mejor equipados para evaluar posturas políticas, los programas de los partidos políticos y las promesas y acciones de los candidatos a la luz del Evangelio y la doctrina moral y social de la Iglesia para ayudar a construir un mundo mejor.

Materiales adicionales

Pueden encontrar más materiales en el portal de SomosSalyLuz.org:

Oraciónes por la vida y la dignidad

 Los Sacramentos y la Misión Social: Vivir el Evangelio, ser discípulos



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue