Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

ACTUALIZACIÓN DE NORMAS VATICANAS SOBRE ABUSO SEXUAL BIENVENIDA POR OBISPOS ESTADOUNIDENSES

 
July 15, 2010

WASHINGTON—El Obispo Blase Cupich de Spokane, Washington, presidente del Comité para le Protección de Niños y Jóvenes de la conferencia episcopal estadounidense, expresó aprecio por la reciente actualización hecha por el Vaticano de las normas que tratan con el abuso sexual de menores establecidas en 2001, en un comunicado con fecha 15 de julio. Las nuevas normas incluyen el abuso de personas adultas con discapacidades mentales y el uso o descarga de pornografía infantil en la misma categoría que el abuso de menores. Asimismo extendió el límite de tiempo para reportar casos de abuso sexual a 20 años después de que la víctima haya cumplido 18 años de edad.

El texto completo de la declaración del Obispo Cupich se ofrece a continuación.

Esta acción del Vaticano es un paso adelante para tratar con el terrible crimen y pecado del abuso sexual por parte de un clérigo. Lo que leemos hoy de parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe es alentador. Los obispos de este país sintieron el apoyo de la Santa Sede en 2002 con el establecimiento de las Normas Esenciales, y se sienten aún más fortalecidos al ver ahora que las medidas delineadas en este documento desarrollan y van más allá de la que ha sido la normativa particular en los Estados Unidos desde entonces.

La severidad con la que la Iglesia ve el abuso sexual de un menor por parte de un clérigo no puede subestimarse. Al poner el abuso sexual de un niño por parte de un miembro del clero en el mismo contexto que la salvaguardia de los sacramentos, la Iglesia está dejando claro que tal conducta viola los valores centrales de nuestra fe y nuestro culto.

Hoy la Congregación para la Doctrina de la Fe señala que el abuso de personas mentalmente discapacitadas, sin importar la edad, es algo espantoso. El abuso de alguien que no puede defenderse a sí mismo/a es un comportamiento cobarde.

Bienvenido también es el reconocimiento de que el crimen de la pornografía infantil daña no sólo a los que la buscan sino también a todo niño degradado en su elaboración. La pornografía infantil constituye una degradación de cualquier hijo de Dios. La involucración de un sacerdote en este comportamiento es algo particularmente ofensivo.
El documento convierte en ley medidas que han estado en uso por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe para facilitar la tramitación de casos llevados ante el vaticano. Esto supone un paso importante en el esfuerzo continuo por lograr la justicia para personas inocentes cuya confianza en un clérigo fue violada.

La adopción de estas modificaciones a las normas originales recogidas en la Carta Apostólica Sacramentorum sanctitatis tutela (Sobre la salvaguardia de la santidad de los sacramentos), promulgadas en abril de 2001, anima nuestra gran determinación de hacer todo lo posible para velar por que los niños estén protegidos y seguros, especialmente en la Iglesia. Pedimos perdón a aquellos a quienes se ha hecho daño en el pasado. Estamos haciendo cuanto está en nuestra mano para prevenir tal daño en el futuro.

Antecedentes: Los obispos estadounidenses responden al abuso sexual de menores siguiendo las normas del Estatuto para la Protección de Niños y Jóvenes, aprobado en 2002. Para más información sobre el estatuto, pueden ir a: http://www.usccb.org/issues-and-action/child-and-youth-protection/.
Para mayor información sobre todo lo que la Iglesia Católica en Estados Unidos ha hecho para responder al abuso sexual de menores, visite: : http://www.usccb.org/issues-and-action/child-and-youth-protection/.
---
Etiquetas: abuso sexual de menores por clero, estatuto, normas, Vaticano, pornografía infantil Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, USCCB

 



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue