Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   No Spanish version at this time
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

USCCB News Release Archives

 
10-215sp

FOR IMMEDIATE RELEASE

LOS CATÓLICOS PUEDEN PARTICIPAR EN EL CUIDADO DE LOS RELIGIOSOS ANCIANOS


Parroquias llevarán a cabo la colecta anual a favor de religiosas, hermanos y sacerdotes religiosos jubilados

WASHINGTON (18 de noviembre 2010) — Los católicos de Estados Unidos participarán en la campaña “Compartan su Cuidado” para los religiosos mayores como parte de la colecta anual del Fondo para la Jubilación de Religiosos (RFR), que tendrá lugar en la mayoría de las parroquias el 11-12 de diciembre. La colecta, coordinada por la National Religious Retirement Office (NRRO) en Washington, ofrece apoyo financiero para el cuidado diario de miles de religiosas, religiosos y sacerdotes ancianos de órdenes religiosas.

Desde 1988, los católicos han donado cerca de $617 millones, en respuesta a esta iniciativa. Casi 95 centavos de cada dólar se usa para ayudar a los religiosos ancianos.

A pesar de la generosidad extraordinaria de los católicos para con el fondo, muchas comunidades religiosas continúan carentes de suficientes recursos para apoyar su jubilación y el cuidado de sus miembros ancianos. De las 573 comunidades que remitieron sus datos a la NRRO en 2009, menos de un 7 por ciento tiene los fondos necesarios para cubrir sus necesidades de jubilación.

Tradicionalmente, los religiosos trabajaron por pequeños estipendios que no incluían beneficios para su jubilación. Sus sacrificios ahora dejan a sus comunidades religiosas sin los ahorros suficientes para cubrir esa necesidad. El aumento en el costo de los cuidados médicos y la pérdida considerable de ingresos por los números en descenso de los religiosos que pueden continuar su ministerio en posiciones pagadas, han agravado la escasez de fondos.

“Según declina el número de los religiosos asalariados, los ingresos también lo hacen”, explica la directora ejecutiva de NRRO, la hermana Janice Bader, miembro de las Hermanas de la Preciosísima Sangre de O’Fallon, Missouri. “Las proyecciones del censo indican que para el 2019, los religiosos con más de 70 años excederán a los que tienen menos de 70 en un ratio de casi cuatro a uno. Queremos hacer todo lo posible para ayudar a las comunidades religiosas a prepararse para la dramática reducción de ingresos que acompañará este cambio demográfico.”

Como resultado de la colecta de 2009, que recaudó más de $28.1 millones, la NRRO pudo distribuir más de $23 millones en ayuda financiera a 477 comunidades, que representan a más de 45.000 mujeres y hombres religiosos. Al cubrir sus necesidades, tales como sus medicamentos y enfermería, estos fondos ayudan a las comunidades religiosas a ofrecer cuidado continuo a sus miembros ancianos. Fondos adicionales fueron asignados a iniciativas que procuran ayudar a los institutos religiosos con mayor necesidad.

Al igual que muchos otros estadounidenses, las comunidades religiosas luchan con el costo siempre en aumento del cuidado de la salud. Sólo en 2009, el costo total para casi 35.000 hombres y mujeres religiosos mayores de 70 años superó los $1.000 millones. “A pesar de su preocupante estadística, muchas comunidades religiosas han avanzado enormemente en la resolución de los déficits en sus fondos”, explica la Hna. Janice. “Los religiosos se sienten muy agradecidos por los generosos donativos a este fondo y han determinado aprovechar al máximo cada dólar.”

Para más información, visite www.retiredreligious.org.
---
Etiquetas: religiosos, religiosas, monjas, jubiliación, Fondo para la Jubilación de Religiosos, National Religious Retirement Office, NRRO, Hermana Janice Bader

# # # # #



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue