Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Los Dos Pies del Amor en Accion

 

 En Deus Caritas Est, el papa Benedicto XVI describe la “inseparable relación entre amor a Dios y amor al prójimo” (núm. 16). La experiencia del amor de Dios, dice, debe movernos a amar a nuestro prójimo, en quien Dios está presente. La “fuerza extraordinaria” del amor, o caritas, escribe el Santo Padre, nos impulsa a la acción en nombre de nuestro prójimo (Caritas in Veritate, núm. 1). Pero ¿cómo debe ser esta acción amorosa? La tradición católica reconoce dos tipos de respuestas necesarias que llamamos los Dos Pies del Amor en Acción.  Estos dos pies, “Justicia social” y “Obras de caridad”, nos permiten recorrer la vía del amor, o caritas. 

Hoja informativa: los Dos Pies del Amor en Acción

Folleto: los Dos Pies del Amor en Acción

Guía del facilitador

El primer “pie” se llama Justicia social.

El papa Benedicto XVI llama a esta “la primera vía de la caridad,” o amor, porque: “Quien ama con caridad a los demás, es ante todo justo con ellos” (Caritas in Veritate, núm. 6).  Caminamos con el pie de la Justicia social fomentando la paz y la justicia y buscando el cambio a largo plazo en las comunidades locales y globales. Marchamos con este pie cuando trabajamos para eliminar las causas fundamentales de los problemas, cuando apoyamos los esfuerzos de personas de bajos ingresos para transformar sus comunidades, cuando abogamos por políticas públicas justas, y cuando ayudamos a cambiar las estructuras sociales que contribuyen al sufrimiento y la injusticia en nuestro país y en todo el mundo.

El segundo “pie” se llama Obras de caridad.

El papa Benedicto XVI describe este pie cuando destaca, como parte de nuestra respuesta de amor a Dios, la acción para “atender constantemente los sufrimientos y las necesidades, incluso materiales, de los hombres” (Deus Caritas Est, núm. 19). Marchamos con este pie cuando trabajamos para ayudar a otros tanto a nivel local como mundial a satisfacer sus necesidades inmediatas de corto plazo. Ejemplos de ello son participar en el servicio directo o suministrar alimentos, ropa, vivienda o asistencia monetaria para ayudar a los necesitados.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue