Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Sugerencias para personal parroquial

 

En  la tradición católica, la ciudadanía responsable es una virtud; la  participación en el proceso político es una obligación moral.

—Comité Administrativo de los Obispos Católicos de  Estados Unidos,
Formando la conciencia para ser  ciudadanos fieles (núm. 13)

De Simple a Sofisticado: La manera  en la que la parroquia se involucre en los esfuerzos para llegar a los ciudadanos  fieles puede fluctuar desde un simple anuncio desde el pulpito o boletín hasta  una campaña tota dirigida a la inscripción del votante y una amplia distribución  de los materiales para educar al votante. Los mejores esfuerzos serán aquellos  que se integren a las actividades en curso y a los materiales de la parroquia tales  como la liturgia dominical, los programas de educación escolar y religiosa, los  boletines semanales, y las reuniones de las organizaciones de la parroquia. 

Los  primeros pasos: Es importante discutir este esfuerzo con el consejo  parroquial y/o con el personal de la parroquia, cualquiera sea el nivel de participación  seleccionado. Quizás fuese conveniente usar el video Ciudadanos  fieles para que se familiaricen con la declaración de los  obispos. Luego pueden discutir la mejor forma de compartir este mensaje en su  parroquia. ¿Quién deberá encargarse de esta labor—el párroco?  ¿El consejo parroquial? ¿El comité de  responsabilidad social? ¿Un comité especial? ¿Un miembro seleccionado de entre  la parroquia? Esa persona o ese grupo deberá desarrollar un plan de actividades  para los Ciudadanos fieles de la parroquia y deberá mostrar cómo encajan estos  planes con las directrices para la responsabilidad civil mencionadas aquí  abajo. Si el plan es desarrollado por un feligrés o un por comité seleccionado,  éste deberá ser sometido para la revisión y aprobación del párroco y del  consejo parroquial. Las oficinas diocesanas de responsabilidad social, así como  las demás oficinas de la diócesis, pueden serle muy útiles al momento de  formular su plan y pueden ofrecer asesoramiento y materiales locales.

Las  labores que se deben tomar en consideración incluyen lo siguiente:

     
  • Distribuir las hojas de información que  se encuentran en www.ciudadanosfieles.org a  los líderesparroquialesy  exhortarles a que integren en sus actividades parroquiales el mensaje de Ciudadanos fieles.
     
  • Seleccionar con anticipación una semana en  los primeros meses de 2008 para distribuir los folletos con el resumen de El reto de formar la conciencia para ser ciudadanos fielesen todas las Misas y reuniones de la parroquia.
     
  • Invitar a su director diocesano de responsabilidad social o a otros líderes diocesanos a una sesión especial para  hacerles una presentación sobre las enseñanzas católicas respecto a la  participación en la vida publica (ver el material “Sugerencias  para educadores de religión” en la sección Parroquias  y escuelas de www.ciudadanosfieles.org).
     
  • Ofrecer una sesión de capacitación dirigida a los  catequistas sobre la manera de incorporar el mensaje de Ciudadanos fieles en sus plan de estudios  (ver el material “Sugerencias para educadores de religión” en la  sección Parroquias  y escuelas).
     
  • Dedicar un día de trabajo o alguna reunión del cuerpo  docente a los maestros del colegio parroquial sobre el mensaje de Ciudadanos fieles y la manera de  incluir éste en las actividades escolares (ver el material " Sugerencias  para escuelas católicas” en la sección Parroquias  y escuelas).
     
  • Predicar acerca de la importancia de ser  “Ciudadanos fieles” (ver los materiales "Sugerencias  para los liturgistas y los líderes de la oración" y  "Sugerencias para homilías" en la sección Parroquias  y escuelas).
     
  • Realizar campañas no partidarias de inscripción del  votante después de las Misas durante uno o varios domingos (ver  el material adjunto " Sugerencias  para realizar campañas no partidarias para la educación e inscripción del  votante " en la sección Parroquias  y escuelas).
     
  • Incluir  periódicamente en las intercesiones  generales algunas oraciones por los funcionarios electos y por todos  aquellos que ejercitan sus derechos y responsabilidades como ciudadanos (ver  los materiales "Sugerencias para los liturgistas y los líderes de la  oración" y "Sugerencias para homilías"  en la sección Parroquias  y escuelas).
     
  • Recoger firmas para formar una red legislativa a  nivel diocesano o estatal y animar a los feligreses a participar en los  esfuerzos de apoyo (advocacy) (para más  información, contactar a la oficina diocesana de responsabilidad social o a la  conferencia católica estatal).
     
  • Distribuir  las encuestas no-partidarias hechas a los  candidatos si es que éstas fueron puestas a su disposición por su diócesis  o conferencia católica estatal.
     
  • Organizar foros no-partidarios con los candidatos (ver el material " Sugerencias para realizar foros con los candidatos” en  la sección Parroquias  y escuelas).


Pautas para  la responsabilidad política

Las  parroquias y demás organizaciones eclesiales designadas por el IRS como 501(c)(3),  están prohibidas de participar en las actividades de las campañas políticas.  Por lo tanto, algunas actividades políticas que pudiesen ser muy apropiadas  para cualquier individuo, no deben ser emprendidas por organizaciones  eclesiales o por sus representantes. La oficina legal de la USCCB  (202-541-3300) brinda una guía  detallada (solo en inglés) de  lo que es permitido y no es permitido bajo la ley. Además, muchas diócesis y  conferencias católicas estatales ofrecen materiales que presentan y hacen un  resumen de estas guías para el uso de parroquias y otras organizaciones  eclesiales.

Con  frecuencia, los candidatos o grupos políticos solicitan permiso a las  parroquias para hablar o para distribuir material impreso. Muchas parroquias  distribuyen solamente los materiales de Ciudadanos  fieles distribuidos por su diócesis, conferencia católica estatal, o la  USCCB. Para no infringir las prohibiciones en lo que respecta a actividades en campañas  políticas, deben buscar el asesoramiento del abogado diocesano o de la  conferencia católica estatal antes de dar su visto bueno para la distribución  del material impreso o antes de darles a los candidatos la oportunidad de  dirigirse al público. Los materiales en www.ciudadanosfieles.org, juntamente  con los otros materiales de la USCCB y el asesoramiento y materiales dado por  sus diócesis y su conferencia católica estatal, puede ayudarlos a mantenerse  imparciales y a mostrar coherencia con las enseñanzas católicas.


Actividades que sí están permitidas y que se recomiendan

Según  la oficina legal de la USCCB, por lo general, hay ciertas actividades que sí  son apropiadas para las parroquias y para las organizaciones católicas.


Compartiendo  los principios de la enseñanza social católica:
Se  anima a las parroquias y a las demás organizaciones católicas a compartir la enseñanza  de la iglesia sobre la relación entre la fe cristina y la vida política. La  enseñanza de la iglesia sobre la responsabilidad política, la vida humana, los  derechos humanos, y la paz y la justicia, necesita ser compartida más  ampliamente y en forma más efectiva. Unas  tarjetas con un resume de lossiete temas fundamentales de la  enseñanza social católica y que pueden usarse como guías antes de involucrarse en  la vida publica, están a su disposición en la USCCB (en ingles, pub. no. 5-315,  en español, pub. no. 5-815),  llamando al  800-235-8722. La declaración y el resumen Ciudadanos  fieles, así como el video Ciudadanos  fieles y demás materiales que se enumera en www.ciudadanosfieles.org, son  buenas herramientas para desarrollar programas educativos.

Participación  del votante: Las parroquias y demás organizaciones eclesiales pueden  animar a sus miembros a participar en el proceso electoral: a inscribirse, a  votar, a informarse sobre una gran variedad de asuntos, y a participar  activamente en la vida política de la comunidad. Las parroquias y demás  organizaciones eclesiales pueden también patrocinar campañas no-afiliadas para  la inscripción del votante y para que estos “salgan a votar”. (Ver los materiales  de la página Web: "Sugerencias para los comités de responsabilidad social  y pro-vida: Ideas para realizar campañas no-partidarias de educación e inscripción  del votante.")

Medidas  electorales: Apoyar u oponerse a las medidas electorales, incluyendo  referéndums, iniciativas, enmiendas constitucionales, y procesos similares, es  considerado como una actividad de “cabildeo” (lobbying) y no como una actividad  para la campaña política. Las parroquias y demás organizaciones eclesiales  pueden tomar una posición respecto a esas medidas y trabajar para apoyar o para  oponerse a ellas dentro de los límites permitidos a las organizaciones  501(c)(3) respecto a actividades de cabildeo. Cualquier pregunta sobre estos límites  deberá ser dirigida al abogado diocesano o a la conferencia católica estatal.

Educación  del votante: Las parroquias y las organizaciones eclesiales pueden y  deben participar en una educación no-partidaria del votante. Esta pudiese  incluir la distribución de los resultados de las encuestas electorales, siempre  y cuando estos materiales hayan sido aprobados por el abogado diocesano o por  la conferencia católica estatal. La educación para la inscripción del votante deberá  (1) ser compatible con la enseñanza de la iglesia sobre la responsabilidad política;  (2) cubrir una gran variedad de temas que son de importancia para los votantes;  y (3) mostrar imparcialidad hacia los candidatos y/o partidos. 

Imparcialidad: La  Iglesia no puede involucrarse en políticas partidarias. Quizás los párrocos  deseen publicar el siguiente anuncio en su boletín en las semanas previas a la elección.

Anuncio  para el boletín: Exhortamos a todos los feligreses a inscribirse, a  informarse sobre los asuntos claves y a salir a votar. La Iglesia no apoya ni se  opone a ningún candidato, sino más bien desea enfocar más atención a las  dimensiones morales y humanas de los asuntos.  No autorizamos la distribución de materiales políticos partidarios en  ninguna propiedad de la parroquia.


Actividades que hay que evitar

Para  no infringir las prohibiciones de las campañas políticas, las parroquias y las demás  organizaciones eclesiales, así como sus representantes deberán tener presente  estas directrices:

     
  • No apoyen ni se opongan a ningún candidato, partido  político, o grupos de candidatos, ni tomen alguna acción que,  razonablemente, pueda ser vista como apoyo u oposición.
     
  • No pongan a disposición el uso de las instalaciones de la  parroquia, ni sus bienes, o sus miembros para propósitos políticos  partidarios.
     
  • No autoricen la distribución de materiales políticos  partidarios o de materiales parcializados para la educación del  votante (aquellos que apoyan o se oponen—o muestran una inclinación a favor o  en contra –de cualquier candidato o partido) en las instalaciones de la  iglesia, en las publicaciones de la parroquia o en las actividades  parroquiales. La autorización debe darse solo después de que el material haya  sido aprobado por el abogado de la diócesis.
     
  • No inviten o permitan que sólo unos candidatos  seleccionados se dirijan a sus miembros. Antes de  invitar a los candidatos, asegúrense que tales eventos estén de acuerdo a la  política diocesana. Si es así, es importante que se invite a todos los  candidatos.

Si  tienen preguntas sobre lo que es permitido o no, llamen al abogado de su  diócesis.  Por favor, recuerden que las  reglas del IRS respecto a las actividades de campañas políticas, también se  aplican a cualquier material que se coloque en las páginas de Web de la  parroquia o de otra organización eclesial. 

Aunque  es importante saber claramente lo que no debemos hacer, es más importante aun  poder enfocarnos en lo que sí podemos hacer.  En una democracia, el amar a nuestro prójimo y cuidar del más pequeño entre  nosotros, significa apoyar a aquellos líderes y a aquellas políticas que  fomenten el bien común y que protejan a los miembros más vulnerables de la  sociedad.  Ayudar a los católicos a  reconocer y a guiarse por esta dimensión de su fe, es una labor fundamental  para los líderes de las parroquias.

Leen  más en: Qué  hacer y qué no hacer: Pautas para la responsabilidad política.



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue